• Luis Antonio de Villena (incluído en la antología Aldea poética III - Haiku)

    Luis Antonio de Villena (incluído en la antología Aldea poética III - Haiku


  • Luis Eduardo Aute (incluído en la antología Aldea poética II - Poesía en acción)

    Luis Eduardo Aute (incluído en la antología Aldea poética II - Poesía en acción)


  • Paula Izquierdo (Incluída en la antología Lavapiés- Literatura mestizaje)

    Paula Izquierdo (Incluída en la antología Lavapiés- Literatura mestizaje)


  • Alicia Huerta - Delirios de persecución

    Alicia Huerta - Delirios de persecución


  • Javier Gutiérrez - Lección de vuelo

    Javier Gutiérrez - Lección de vuelo


  • Joaquín Simón Martínez - 1957

    Joaquín Simón Martínez - 1957


  • Espido Freire (Incluída en Lo del amor es un cuento II)

    Espido Freire (Incluída en Lo del amor es un cuento II)


  • Agustín Fernández Mallo - Yo siempre regreso a los pezones y al punto 7 del Tractatus

    Agustín Fernández Mallo - Yo siempre regreso a los pezones y al punto 7 del tractatus


Entrevista a:


Jorge David Alonso Curiel

Jorge David Alonso Curiel

Autor de Es mejor el sueño

Jorge David Alonso Curiel (Valladolid, 18 de julio de 1975) es escritor. Además de poeta, es autor de relatos y novelista. Ejerce también la crítica cinematográfica y literaria. Es mejor el sueño es su primer libro.


¿Cómo nace Es mejor el sueño?

Nace de la necesidad que tengo de escribir desde muy joven. Para mí escribir no es ningún hobby, es algo que debo hacer porque de lo contrario reviento. Y este libro es el primero de una serie de

poemarios que iré escribiendo durante toda mi existencia y que ordenaré por años.

El título de la obra proviene de una frase de Fernando Pessoa, ¿qué otros autores han influido en tu obra y en tu gusto por las letras?

Ufffff... Tantos... Pessoa es fundamental para mí, pero también lo son los dos Machado, Pepe Hierro, Bukoswki, Pío Baroja... Muchos más...

La tuya es una poesía inspirada en la cotidianidad, atravesada por el desencanto que se convierte incluso en una burla. ¿Cuál es, según tu opinión, el papel de la poesía y del poeta en la actualidad?

La poesía debe leerse en soledad y debe ser una ayuda para el lector para sobrellevar este mundo, en todos los sentidos. No creo en poesías sociales ni nada de eso. La poesía debe ser una compañera cómplice a la que volvemos cada vez que podemos. La poesía y la literatura, en general, deben cambiarte la vida.

Además de Es mejor el sueño, ¿tienes otros proyectos?

Sí. Estoy con mi segundo poemario en marcha, tengo ya 40 poemas nuevos. También tengo terminado un libro de relatos y una especie de cuaderno de apuntes o diario. Quiero publicar los dos.

¿Qué se siente al recibir tu primer libro publicado y saber que te has atrevido a dar a conocer tu obra?

Al principio vergüenza, mucha. Después cierto vértigo porque ya ves que estás ahí para el lector y que no sabes lo que pensarán del libro ni de ti. Pero creo que ya me estoy acostumbrando.

¿Cómo ha sido tu experiencia con edición personal?

Estupenda. Se la recomiendo a todos. Ha sido una suerte encontrar esta editorial.

¿Qué consejo darías a otros autores noveles que quieren aventurarse a publicar pero todavía no se atreven?

Que primero se cercioren de que tienen un buen texto, un texto de calidad. Y después que se pregunten sin máscaras si verdaderamente quieren dedicarse a esto. Y si se cumplen estas dos premisas, adelante, a intentar publicar, el miedo se quita atreviéndote.

En tu libro mencionas que no eres únicamente poeta, sino también te has dedicado a otros géneros literarios. ¿Podrías contarnos un poco acerca de tu labor como crítico cinematográfico?

Es algo que hago con muchísimo placer porque el cine es otra de mis pasiones. Soy un tipo de dos películas diarias, sino no estoy tranquilo. Mi pasión por el cine es tanta como por la literatura.

Un libro de cabecera...

Vuelvo mucho a Pessoa, cualquiera de sus libros. Pero también vuelvo a Baudelaire, a Antonio Machado. Y tengo dos poemas que releo todas las semanas sin falta y que son Ocaso, de Manuel Machado, y Lo Fatal, de Rubén Darío. Creo que en estos dos poemas está toda mi literatura.