• Luis Antonio de Villena (incluído en la antología Aldea poética III - Haiku)

    Luis Antonio de Villena (incluído en la antología Aldea poética III - Haiku


  • Luis Eduardo Aute (incluído en la antología Aldea poética II - Poesía en acción)

    Luis Eduardo Aute (incluído en la antología Aldea poética II - Poesía en acción)


  • Paula Izquierdo (Incluída en la antología Lavapiés- Literatura mestizaje)

    Paula Izquierdo (Incluída en la antología Lavapiés- Literatura mestizaje)


  • Alicia Huerta - Delirios de persecución

    Alicia Huerta - Delirios de persecución


  • Javier Gutiérrez - Lección de vuelo

    Javier Gutiérrez - Lección de vuelo


  • Joaquín Simón Martínez - 1957

    Joaquín Simón Martínez - 1957


  • Espido Freire (Incluída en Lo del amor es un cuento II)

    Espido Freire (Incluída en Lo del amor es un cuento II)


  • Agustín Fernández Mallo - Yo siempre regreso a los pezones y al punto 7 del Tractatus

    Agustín Fernández Mallo - Yo siempre regreso a los pezones y al punto 7 del tractatus


Entrevista a:


Purificación Velázquez Iglesias

Purificación Velázquez Iglesias

Autora de Navegación efímera

Purificación Velázquez Iglesias, nacida en Madrid hace 32 años, ha vivido siempre en un pueblo de la Sierra Norte, Valdemanco. Rodeada de montañas y de curiosos paisajes, desde la niñez comenzó a mantener un íntimo y profundo contacto con sus sentimientos y a plasmarlos en poemas. Ama los animales, las plantas, las pequeñas cosas y la lectura. Estudió Arquitectura de Interiores en Madrid. Es amante de autores como Rimbaud, Alejandra Pizarnik y Borges.

Empezando por lo más reciente, ¿qué ha supuesto en tu caso editar tu primer libro con edición personal?

Llegar a convertir unos de mis sueños en una realidad, realizar el mejor de los viajes.

¿Cómo viviste el proceso de edición, desde el envío de tu manuscrito hasta la publicación final?

Fue algo muy lindo, una experiencia tan atractiva que la recomiendo al 1000x1000. Al principio dudé en la estructuración del libro, pero me pareció buena idea diferenciar tres grupos, que al fin y al cabo eran los temas de los que hablan mis poesías.

¿Cuáles son, a tu juicio, las ventajas de publicar en un sello independiente?

Me han apoyado mucho. También me han ayudado a realizar una presentación muy bonita. Un libro en el cual estoy yo... un proyecto en el los cambios han venido determinados por mí. Ellos me han aconsejado, pero a la hora de decidir he sido yo la que he tenido la palabra. Además la idea de realizar en acuarelas los títulos de los poemas fue muy bien aceptada por la editora. Me aconsejó también en el título del libro y en los subtítulos de las tres partes que este comprende.

La presentación es “el bautismo” del libro. Cuéntanos.

Todo lo sentido desde que llegué al café Iruña se encontraba envuelto en magia. Me sentí especial. Estuve emocionada muchos días después de la presentación. Contemplar, a pesar de mi nerviosismo, cómo poco a poco hablaba de algo que era tan importante para mí fue una experiencia única. Además contemplar la carita de la gente que asistió al acto fue demasiado. Me encontré a gusto, emocionada... pero sobre todo llena de vida y comprendí que los sueños sí llegan a realizarse. Además tener a mi lado a Ana Palacios y Rafael Flores fue una gran suerte.

Los elogios recibidos después por parte de amigos y compañeros fueron tantos que el subidón que experimenté fue alucinante. Viví en una nube muy agradable. Tuve también un reportaje fotográfico estupendo que me hizo una amiga, Yolanda Rodríguez, para que no olvide el día tan especial como es el de la presentación del primer libro. Porque a pesar de que puede haber otras, la primera es sin duda la más sincera y emotiva.

¿Aconsejarías a otros autores inéditos la experiencia?, ¿qué les dirías?

Mi experiencia ha sido muy buena. Para mí todo han sido ventajas. He disfrutado con ello. Pienso que es una experiencia que hay que probar. Yo me lancé y pienso que si creen en ellos, que hagan lo mismo, en este camino te encuentras un buen puñado de gente que comprende que existe un mundo diferente oculto en las palabras que tanto nos gusta lanzar al folio en blanco. Les diría que ánimo. Que «arriesgar es ganar» y que lo más importante es disfrutar de todo lo bueno que esta experiencia te aporta.

Un consejo a autores noveles.

No dejar de escribir. Aunque a veces no nos guste lo que escribamos. Yo escribo cada día, poesía, historias, líneas que no son más que divagaciones... Pero no dejo pasar un día sin escribir algo.

¿Desde cuándo escribes y por qué?

Era muy pequeña. Mi primer poema se lo escribí a los colores. El día que lo redescubrí supe que había nacido para ser escritora. Escribo porque me gusta hacerlo. En el caso de la poesía, escribo porque la necesito.

Un mensaje a tus compañeros de sello.

Gracias por todo. Para mí han sido mis aliados en mi viaje. Hemos sido los marineros del barco Navegación Efímera, y supongo que en mi próxima creación, volveremos a viajar en otro barco, a lo mejor diferente, pero cargado de tanto sentimiento como éste que llegó a su puerto.

El primer libro que te marcó.

El Diario de Alejandra Pizarnik sin duda es el que más me ha marcado hasta hoy, aunque no hace demasiado tiempo de esto, aún no he terminado de leerlo... Pero lo considero sentimiento puro. Otro libro demasiado importante en mi vida ha sido Iluminaciones, de A. Rimbaud. Y no puedo dejar de mencionar una lectura de hace dos meses. Pedro Páramo de Rulfo... Me ha dado mucho que pensar, y todo bueno...

¿Cómo nació Navegación efímera?

El momento de la primera idea se dio en la presentación del libro Poemas de curso ilegal (edición personal 2004), de José María Torres Muñoz, allí fue donde nació el pensamiento en firme de reunir en un pequeño libro las poesías que más importancia tenían para mí en esos momentos. Después empecé a organizar el libro. Corregí algunas cosas, busqué un título, para esto también tuve la ayuda de un amigo. Y todo fue poco a poco, eso sí, contaba con el apoyo de mi gente.

Una pasión inconfesable...

Me encanta disfrutar de mis momentos de seguridad. La sensibilidad que tengo a veces lo considero mi mayor defecto.